Necrológicas
  • Jorge Luis Coyopae Gómez
  • Sor Graciela Pinto Marcic
  • Luis Alberto Bórquez Sánchez
EDITORIAL

Voto favorable del Core para solución habitacional

Por La Prensa Austral miércoles 20 de marzo del 2019

Compartir esta noticia
Visitas

En el marco de un entendimiento logrado con el gobierno anterior, 137 familias acudieron al Consejo Regional para que esta entidad aprobara el traspaso de más de $1.500 millones, fondos necesarios para que ellos puedan contar, a mediano plazo, con su casa propia.

El nuevo conjunto habitacional se alzará en la prolongación de Ignacio Carrera Pinto. Serán casas de dos pisos de 47,85 metros cuadrados con dos dormitorios, un baño y un living.

La aprobación de estos recursos no estuvo exenta de debate, pues se trata de una modalidad de cofinancimiento distinta de los procesos usuales de postulación a vivienda.

Sin embargo, la mayoría de los consejeros regionales entregó su apoyo, en el entendido que cada familia realizó un gran esfuerzo al concretar ahorros por $4.150.000, aportes que permitieron adquirir un terreno y pactar con una constructora el levantamiento de las casas.

El Minvu entregó un subsidio de casi $3.764 millones y el ahorro total de las familias llegó a unos $132 millones. El costo total del loteo alcanzó los $5.478 millones.

Comparando esta operación con el proceso tradicional de adquisición de viviendas a través del subsidio habitacional, se consideró que el costo de las casas resultará menor.

El déficit habitacional de Magallanes llega a unas 4.000 viviendas y se requiere agilizar los procesos de adquisición, urbanización de terrenos y construcción para poder proporcionarle a las familias un hogar digno.

Para entregar su aprobación a esta nueva fórmula, los consejeros solicitaron que se reglamente este tipo de traspasos, a fin de que se puedan extender los beneficios a otras agrupaciones considerando la equidad territorial.

Como lo solicitó otra consejera, este entendimiento en nada debe desatender a las 1.800 familias inscritas en la Municipalidad de Punta Arenas, las que hace ocho años siguen esperando en el Serviu y también se tiene que evitar que se entreguen soluciones habitacionales como los cuadripareos o departamentos de mínimos metros cuadrados que obligan a los grupos familiares a vivir hacinados y sin privacidad.