Necrológicas
EDITORIAL

Reinicio de planta Chile IV de Methanex

Por La Prensa Austral domingo 14 de octubre del 2018

Compartir esta noticia
Visitas

La llegada de Methanex a Magallanes se dio en un contexto de alta disponibilidad de gas natural y su producción fue, por décadas, muy incidente en el Producto Interno Bruto (Pib) regional.

La crisis gasífera que comenzó con la decisión argentina de incumplir contratos y suspender el suministro de gas a Chile llevó a la empresa a tener que tomar medidas urgentes, como fue paralizar algunos de sus trenes de producción de metanol y hasta llevarse uno de ellos a EE.UU. para aprovechar allí el boom del shale y tight gas.

Estas decisiones tuvieron en su momento un gran impacto local, primero respecto de los despidos que se registraron y, luego, en el Pib magallánico.

En paralelo a aquello, se comenzó a cuestionar que Enap siguiera vendiendo gas a Methanex, en circunstancias que en Magallanes también hubo riesgo de corte del suministro domiciliario y más de un episodio en que se pidió a empresas usar otras fuentes de energía, aminorar sus niveles productivos o, derechamente, suspender temporalmente algunas de sus faenas.

Ahora, estamos frente a la información de que, reactivados los contratos con Argentina, Methanex volvió a poner en funcionamiento el tren denominado Chile IV en el complejo de Cabo Negro.

La noticia trajo como componente positivo que la reactivación de ese tren, que estuvo paralizado hace poco más de diez años, permitirá no sólo elevar la producción de metanol y su consiguiente exportación, sino que implicó una nueva inversión de la empresa del orden de US$55 millones para contar con un sistema más moderno del que hasta ahora conformaba la planta Chile I. De paso, se adelantó que este reimpulso implicará la contratación de cien nuevos puestos de empleo.

Más allá del ámbito económico, se tiene que reconocer que la presencia de Methanex  en la región contribuyó por sus altos estándares laborales y de seguridad, además de su impacto respecto de la concatenación productiva y de servicios. Ojalá, entonces, que la anunciada reactivación le permita recuperar en parte aquella influencia tan positiva que tuvo sobre la región, su crecimiento y el desarrollo de sus habitantes.