Necrológicas
EDITORIAL

Mal uso de los subsidios habitacionales

Por La Prensa Austral martes 26 de septiembre del 2017
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
Visitas

Luego de efectuar una fiscalización a la entrega de los subsidios habitacionales y el cumplimiento de la normativa que impone ciertas restricciones para el uso de estas casas y departamentos, el Ministerio de Vivienda y Urbanismo logró determinar fehacientemente que siete propietarios procedieron a arrendarlas una vez que recibieron las llaves.
Como consecuencia de aquello, la seremi del rubro anunció que se presentarán acciones legales en contra de estas personas, las que están destinadas a sancionar tal proceder y a que sean restituidos los dineros recibidos por concepto de la ayuda estatal.
La noticia concitó una rápida y amplia reacción entre los lectores de nuestro medio, quienes cuestionaron, en parte, que haya sido tan acotado el número de infractores, entregando muchos seguidores del Facebook de La Prensa Austral antecedentes de vecinos que han incurrido en la misma ilegalidad o que, recibiendo un subsidio estatal destinado a sectores de escasos recursos, a poco andar amplían la vivienda más allá de lo que parece lógico o aparecen manejando costosos vehículos y camionetas, lo cual parece inconsistente con la condición socioeconómica que se debió acreditar.
A favor de la indagatoria ministerial, se puede indicar que ésta se circunscribió a los subsidios entregados durante este período presidencial. Además, muchas veces el arrendatario resulta ser un familiar de quien recibió el aporte estatal, por lo que es fácil vulnerar la fiscalización.
Lamentando que siempre haya gente que busque aprovecharse del sistema de protección social que monta el Estado para ir en ayuda de las personas más desfavorecidas, es importante que se establezcan más resguardos al momento de evaluar la condición socioeconómica de los postulantes y que sean más regulares las fiscalizaciones, a fin de evitar que gente inescrupulosa abuse de estos beneficios, perjudicando a aquellas familias que sí lo necesitan.