Necrológicas
EDITORIAL

Generar plantas y sistemas regionales de reciclaje

Por La Prensa Austral domingo 24 de septiembre del 2017

Compartir esta noticia
Visitas

La Región de Magallanes y Antártica Chilena tiene un sello distintivo: sus ambientes prístinos y su gran belleza natural. Sin embargo, la expansión de sus ciudades, el aumento del flujo turístico y la instalación de nuevas empresas están teniendo sus propias externalidades, amenazando los equilibrios ecológicos y contaminando los diversos ambientes.

En las ciudades, la basura está a la orden del día, con diversos desechos que no están siendo llevados y tratados correctamente en los vertederos municipales.

El alza del parque automotor, que se incrementa con el flujo de camiones y el arribo de vehículos argentinos los fines de semana, tiene a Punta Arenas inundada de neumáticos usados, los que son arrojados a la vera de los caminos, alrededor de la Zona Franca, apilados en talleres mecánicos y las veredas de las casas vecinas a éstos o, simplemente, arrojados en pasajes y sitios eriazos del sector urbano y rural.

La lógica indica que estos desechos irán en aumento y que, por ende, la mejor forma de solucionar este problema es contar con locales de acopio y plantas que permitan transformar algunos de estos residuos para su reciclaje directo o envío a centros ad hoc que existen en otras zonas del país e, incluso, en el extranjero.

Algunas regiones, como la de Los Ríos que suscribió un convenio con la municipalidad de Valdivia, han optado por construir y operar un Centro de Valorización de residuos sólidos domiciliarios inorgánicos reciclables, donde se pueden separar y recuperar  cartones, vidrios, plásticos y otros desechos que tengan alguna capacidad comercial. Se trata de un proyecto financiado con recursos regionales a tres años, como etapa inicial, y que considera la logística necesaria para implementar los sistemas de recolección selectiva y planes de reciclaje comunales.

En el caso de los neumáticos y aceites y líquidos industriales, también se podría considerar el subsidiar la construcción y operación de plantas que los acopien y que los preprocesen o envíen a empresas dedicadas a su reutilización.

A propósito de las elecciones que están ad portas, ésta, sin duda, debería ser una de las principales tareas a emprender por el nuevo intendente y los integrantes del Consejo Regional.