Necrológicas

El duro informe de la Fiscalía: acusa manejo “sui generis” e “improvisado” de Mañalich

Por La Prensa Austral sábado 19 de septiembre del 2020

Compartir esta noticia
Visitas

Que el ministro Jaime Mañalich y su jefa de gabinete Itziar Linazasoro, habrían decidido implementar un sistema sui generis para la recolección de datos esenciales para la correcta gestión de la pandemia”. Esta es una de las conclusiones que, si bien tienen un carácter preliminar, son parte del documento oficial que el persecutor de la Fiscalía Centro Norte, Xavier Armendáriz, envió a la Corte Suprema, apuntando a varias controversias al interior del Ministerio de Salud y solicitando, además, que le permita incautar los correos del ex jefe de la cartera.

El documento expone directamente la responsabilidad del ex ministro Mañalich y su equipo en la investigación por muertes a causa del Covid-19. Al parecer, sus decisiones sanitarias pudieron no ser las mejores del planeta.

El Ministerio Público asegura que el sistema de recolección de datos no sólo era “sui generis e improvisado”. También sostiene que era distinto del diseñado bajo parámetros técnicos del Departamento de Epidemiología del Minsal y, encima, “manejaba información incompleta”.

La Fiscalía precisa que las decisiones referidas a la implementación de medidas de cuarentena, que en Chile adoptaron la denominación de “cuarentenas dinámicas”, se realizaron con información incompleta, obviando variables relevantes, como la tasa de reproducción o el real número de casos activos que existían en una determinada localidad. Tampoco, según la solicitud del persecutor y para rematar, se tuvo a la vista, a la hora de adoptar tales determinaciones, datos complementarios relevantes, como la configuración socioeconómica de una determinada localidad y sus condiciones de vulnerabilidad, que se proporcionaron al ministro, su jefa de gabinete y la subsecretaria Paula Daza.

Acceder a los correos

Cabe mencionar que el Ministerio Público busca obtener documentos que el actual secretario de Estado, Enrique Paris, se negó a entregar en el marco de la querella interpuesta, por los delitos de negación de auxilio y cuasidelito de homicidio, contra el Presidente Sebastián Piñera y la autoridad sanitaria por el manejo de la pandemia de Covid-19. La acción judicial incluye al ex ministro de Salud, Jaime Mañalich; la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza; y el de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga, por los fallecidos en la pandemia.

Según Fiscalía, es necesario acceder a los correos de Mañalich ya que el ministro “no sólo fue advertido por la comunidad científica de la falta de sustento técnico de sus decisiones, sino que fue directamente informado, vía correo electrónico, por la funcionaria de su dependencia, Johana Acevedo, que los datos que manejaba no eran los correctos y que la curva epidemiológica que éste presentaba al país era una curva equivocada, pues la real demostraba un alza mayor en el número de contagios”.

A contrapelo de la OMS

Para el fiscal Armendáriz, Mañalich habría actuado en contra de las recomendaciones de la OMS y sugerencias del comité asesor. En sus palabras, “proceder de esta manera pudo haber influido gravemente en la toma de decisiones relativas a acciones destinadas a salvaguardar la salud de la población y la vida de los ciudadanos chilenos”.

El persecutor indicó finalmente que “la adopción inoportuna de cuarentenas en ciertas zonas del país pudo haber influido decisivamente en el aumento de la propagación de una enfermedad grave como lo es el Covid-19 entre los habitantes de la República y, consecuencialmente, haber resultado en un aumento de muertes que no se habría producido si se hubiera optado por decretar medidas de reducción de movilidad y aislamiento social más tempranamente, de acuerdo con los datos reales (y no los públicos) que obraban en manos del ministro de Salud y sus asesores”.

El Mostrador