Necrológicas

Autoridades de Osorno critican descarga de residuos de barco salmonero en Calbuco

Por Agencias martes 18 de septiembre del 2018

Compartir esta noticia
Visitas

El impacto medioambiental y político del barco Seikongen continúa al enfrentar a la Municipalidad de Osorno con la Corte de Apelaciones de Puerto Montt.

El asesor jurídico de la municipalidad, Hardy Vásquez, explicó que la Corte de Apelaciones de la zona ha decretado una orden de no innovar, lo que significa que no se debiera realizar ninguna descarga (de salmones contaminados) del barco. Situación que no se ha respetado, ya que el pasado domingo en Calbuco se inició el plan de descarga de residuos, lo que sería un procedimiento ilegal.

El alcalde de Osorno, Jaime Bertín, se suma a las críticas por el actuar del Poder Judicial, ya que, existiendo esta orden, los procedimientos se siguen desarrollando sin mayores inconvenientes.

“Hay cosas que yo verdaderamente no entiendo, porque habiendo una orden judicial de no innovar, las cosas siguen como si nada. El procedimiento lo están llevando sin ningún inconveniente. Me parece un despropósito sin límites”, afirma tajante la máxima autoridad comunal.

Bajo el secretismo con el que los entes involucrados han trabajado esta materia, el edil no descartó que existan posibles intereses económicos, no obstante espera que el poder judicial sea el encargado de solucionar este conflicto. Estos lodos tendrían que ser tratados 4 ó 5 días.

Bertín también afirma que el miércoles anunciará un posible viaje a Puerto Montt para darle una visita a la Corte de Apelaciones.

Cabe señalar que el intendente Harry Jurgensen aseguró que no existirá un peligro hacia el medioambiente, dando a conocer que en el gobierno anterior este procedimiento ya se había llevado a cabo, trasladando hasta la empresa Ecoprial 80 toneladas de lodos.

El sábado 16 de septiembre comenzó la descarga de salmones contaminados del navío Seikongen en Calbuco, proceso que, pese a la molestia de los vecinos, es defendido por las autoridades.

La Armada de Chile y la Seremi de Salud realizaron un balance de este trabajo y aseguraron que se está llevando a cabo con «absoluta normalidad».

En ese sentido, el teniente Víctor Herrera catalogó el proceso como «exitoso» y afirmó que esto se ha hecho «de forma segura, tanto para las personas como para el medio ambiente».

Cabe recordar que el navío Seikongen se hundió en la bahía de Pilpilehue, en Chonchi, en octubre de 2017 con 200 toneladas de salmones y 67 mil litros de petróleo.

Tras este hecho, se determinó que la descarga de los salmones -que previamente pasan por un proceso para ser convertidos en lodo- se realizaría en el vertedero Panitao, en las cercanías del puerto de Calbuco.