Necrológicas

Sólo un tercio de los chinos planea tener un segundo hijo

Por Agencias sábado 31 de octubre del 2015

Compartir esta noticia
Visitas

El régimen chino ha planteado la abolición de la política del hijo único como una iniciativa que beneficiará a la economía del país y de la que podrán aprovecharse 90 millones de parejas, tras cuatro décadas de duras críticas a su estrategia de natalidad. Pero los ciudadanos de a pie, los responsables últimos de engendrar esos cuatro millones de hijos anuales que calculan las autoridades, se muestran bastante más escépticos.

Una encuesta en línea organizada por el portal Sina, y en la que han participado más de 160.000 personas, encuentra que sólo un 29% está dispuesto a aprovecharse de la eliminación de la política. Un 43% declara rotundamente que no lo hará.

Los expertos están, en general, de acuerdo en que el cambio de política llega demasiado tarde. Según Jeremy Lee Wallace, de Cornell University, “es poco probable que la tasa de fertilidad vaya a aumentar drásticamente de tal modo que atenúe el rápido envejecimiento de China. La tasa de natalidad ya estaba cayendo antes de que se pusiera en marcha esta política, y las encuestas apuntan que pocos padres creen hoy día que se puedan permitir un hijo más en las costosas áreas urbanas”.

La relajación de 2013 tuvo unos resultados decepcionantes y apenas fue aprovechada por 1,5 millones de 11 millones de parejas posibles hasta junio pasado. En total, en 2014 se registraron 16,78 millones de nacimientos, una cifra no muy superior a los 15,92 millones de 2010.

El demógrafo He Yafu considera que será más fácil convencer a las parejas de que tengan un segundo hijo si se adoptan medidas adicionales que puedan facilitar la vida a las familias urbanas. “Pero la Comisión Nacional de Sanidad y Planificación Familiar ha optado por unos cálculos optimistas. Según sus estimaciones, la medida debería permitir que para 2050 se hayan incorporado a la fuerza laboral 30 millones de trabajadores extra, que ayude a compensar los cerca de 400 millones de jubilados que la Onu calcula tendrá el país para entonces.

“Se espera que tras el ajuste, el número de nacimientos aumente, con más de 20 millones de nacimientos anticipados en uno de los años de mayor concentración”, ha declarado el subdirector de la Comisión, Wang Pei’ an. Este organismo calcula que para 2030, la población china, de 1.361 millones en 2014, alcance los 1.450 millones de personas, en lugar de los 1.390 que calcula la Onu.

Agencias