Necrológicas

Se cumplen dos semanas sin saber de Kim Jong-un: sólo se localizó su tren

Por Agencias lunes 27 de abril del 2020

Compartir esta noticia
Visitas

Al líder norcoreano no se le ve desde el pasado 11 de abril, cuando presidió una reunión del buró político del Partido de los Trabajadores.

Ayer se cumplió medio mes desde la última aparición pública del líder norcoreano, Kim Jong-un, en medio de versiones contradictores sobre su estado de salud y mientras en Pyongyang no se ha notado nada inusual, según fuentes surcoreanas. Kim, que se cree tiene 36 años, obeso, gran fumador y con viejos problemas de salud, según distintas fuentes, está siendo objeto de numerosas noticias y múltiples rumores que incluso lo han llegado a dar por muerto, con poca certeza sobre su verdadero estado de salud.

La última aparición pública del dictador fue el 11 de abril, cuando presidió una reunión del buró político del Partido de los Trabajadores, de la que dio cuenta la propaganda norcoreana al día siguiente.

La incógnita sobre su estado de salud está alimentada por las sospechas de que pudo haber sido operado quirúrgicamente, con complicaciones posteriores de salud, en medio de la oscuridad informativa que rige en el país.

La agencia oficial norcoreana KCNA, que acostumbra a cubrir con mucho esmero las actividades del líder de ese país, está reproduciendo estos días mensajes que supuestamente ha enviado o recibido de políticos de otros países.

La radio estatal también señaló ayer que este domingo Kim había enviado sus felicitaciones a unos trabajadores de la ciudad de Samijiyon, sin mayores detalles y sin que se oyera su voz.

De Kim no se ha publicado ninguna foto desde hace medio mes, ya sea visitando instalaciones civiles o militares, o supervisando ensayos balísticos o artilleros, a los que suele asistir para dirigir las operaciones, según la propaganda oficial.

De hecho, estuvo ausente en la prueba más reciente, el 14 de abril pasado, cuando Corea del Norte lanzó varios misiles de crucero antibuque a aguas del Mar de Japón (Mar del Este para las dos Coreas). También se ausentó el 15 de abril en una fiesta norcoreana, el Día del Sol, cuando se celebra el nacimiento del fundador del país y abuelo del actual dictador, Kim Il-sung (1912-1994), lo que siguió alimentando las sospechas.

No es la primera vez que desaparece de la vista pública Kim.

En 2014 estuvo ausente de los focos durante 40 días y reapareció cojeando a raíz de lo que los servicios de inteligencia surcoreanos creen que derivó de una operación en un tobillo.

Avistamiento de un tren

Un tren, que probablemente pertenece al líder de Corea del Norte, fue localizado en fotos tomadas por un satélite en un balneario del este del país, afirma el sitio estadounidense 38North, especializado en asuntos coreanos.

El tren aparece en las fotos el 21 y 23 de abril en una estación que está reservada a la familia Kim, precisó el sitio en un artículo difundido en la noche del sábado.

38North explica que la presencia de ese tren “no prueba nada con relación al lugar donde se encuentra el dirigente norcoreano ni indica nada sobre su estado de salud”.

“Pero eso acredita las informaciones según las cuales Kim se encontraría en una zona reservada a la élite en la costa este” del país, agrega el sitio.

China envía médicos militares a Pyongyang

Un despacho de la agencia Reuters del día sábado, en el que informaba, según tres fuentes diferentes, de que médicos militares formaban parte de una delegación china de visita en Pyongyang para asesorar sobre Kim, ha vuelto a agitar el remolino de las conjeturas.

Hoy por hoy, nada se conoce con seguridad. Tan solo que la última vez que consta la presencia de Kim Jong-un en un acto oficial fue el pasado día 11, cuando presidió una reunión del Politburó del Partido de los Trabajadores de Corea, en la que su hermana y mano derecha, Kim Yo-jong, quedó confirmada como miembro suplente en ese organismo. Desde entonces, no se ha vuelto a ver al líder norcoreano en público.

Pero la ausencia del dirigente persiste y los rumores aumentan. Una revista japonesa, Shukan Gendai, ha llegado a afirmar que Kim se encuentra en “estado vegetativo”.

El fin de semana, la agencia Reuters citaba tres fuentes para asegurar que una delegación china, encabezada por un alto cargo de la Oficina de Enlace del Partido Comunista, viajó el jueves a Pyongyang. Entre sus miembros se encontraban médicos militares para aconsejar al gobierno norcoreano sobre Kim.

La agencia Reuters precisa que no ha podido determinar lo que el viaje indica sobre el estado de salud del líder del país vecino. Un día antes, una fuente del gobierno surcoreano en Seúl había indicado a este medio que Kim está vivo y probablemente comparezca en público pronto.

En un tuit, el delegado especial de Corea del Norte en las relaciones con países extranjeros, Alejandro Cao de Benós, ha rechazado tajantemente los rumores. “Esto es OFICIAL: La información sobre el grave estado de salud de nuestro mariscal Kim Jong Un ES FALSA y malintencionada”, ha sostenido.

Acostumbrado a “desaparecer”

No es la primera vez que Kim desaparece de la vista pública durante un tiempo más o menos prolongado y desata un frenesí de rumores. En 2014 estuvo alejado de los actos oficiales durante seis semanas, antes de reaparecer utilizando un bastón para caminar. Entonces, los servicios secretos surcoreanos apuntaron que había sido operado del tobillo para extirparle un quiste. Los medios del Norte reconocieron que sufría una “condición física incómoda”.

Emol/El País