Necrológicas

Autorizan traslado a Alemania de opositor ruso que habría sido envenenado

Por Agencias sábado 22 de agosto del 2020

Compartir esta noticia
Visitas

Los facultativos del hospital de Omsk habían negado previamente la salida de Alexei Navalny.

El opositor ruso Alexei Navalny, en coma desde el jueves por un presunto envenenamiento, será trasladado a un hospital de Alemania, después de que los médicos del centro sanitario de Omsk donde está ingresado finalmente lo hayan autorizado este viernes, según ha informado la prensa rusa.

La familia y el entorno de Navalny llevaba más de 24 horas reclamando a las autoridades rusas que permitieran su traslado al hospital Charité de Berlín, pero el Kremlin se ha amparado en el consejo de los médicos de Omsk, que lo habían descartado aduciendo que el viaje conllevaba “muchos riesgos” para su vida.

Sin embargo, Anatoli Kalinishenko, subdirector del hospital, anunció un cambio de posición. “El estado del paciente es estable, y teniendo una petición de los familiares para permitir el transporte a algún lugar, en este momento tomamos la decisión de no objetar su traslado a otro hospital”, dijo Kalinishenko. El avión saldría el sábado por la mañana, según informó Ria Novosti.

El viraje había sido anticipado minutos antes por Kira Yarmysh, portavoz del líder opositor. “Las negociaciones sobre el traslado de Alexei se pusieron en marcha. Existe la posibilidad de que Navalny pueda ser transportado ahora”, escribió en su cuenta de Twitter.

Navalny, de 44 años, fue internado el jueves en el hospital de urgencias n°1 de Omsk luego de descomponerse en el avión que lo trasladaba a Moscú desde la ciudad de Tomsk (Siberia), que debió aterrizar de emergencia ante la gravedad del cuadro. Ingresó en coma. Yarmysh asegura que fue envenenado con una sustancia que posiblemente le añadieron al té que tomó en el aeropuerto de Tomsk, pues fue lo único que ingirió el jueves por la mañana.

En un primer momento, los médicos que lo atendieron se negaban a dar un diagnóstico, pero se mostraron dispuestos a aceptar su traslado a Alemania en un avión medicalizado, que ya se encontraba en el aeropuerto de Omsk. Sin embargo, en el transcurso de unas horas, cambiaron radicalmente de posición. “No podemos conseguir estabilizar claramente su situación”, dijo Alexandr Mujarovski, director del hospital en una rueda de prensa.

Kira Yarmysh, portavoz de Navalny, denuncia que los médicos, presionados por el Kremlin, se negaban a autorizar su traslado a otro hospital tal y como se les había asegurado en un primer momento.

Tras el giro de las autoridades políticas y sanitarias, Mujarovski anticipó que el traslado de Navalny podría demorar algunas horas.