Necrológicas
La dramática proyección de la Unicef

86 millones de niños pueden caer en la pobreza por crisis del Covid-19

Por Agencias viernes 29 de mayo del 2020

Compartir esta noticia
Visitas

El estudio fue realizado a partir de proyecciones del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional y datos demográficos en un centenar de países.

La crisis de la pandemia de coronavirus podría hacer caer a más de 86 millones de niños en la pobreza para fin de año, según un estudio conjunto de la Unicef y la ONG Save the Children, donde piden a los gobiernos medidas de protección social para evitarlo.

Si se cumple esta previsión, en el mundo habrá 672 millones de niños afectados por la pobreza, un aumento del 15% respecto al año anterior, dijeron las dos organizaciones en un comunicado. Casi dos tercios de estos niños viven en la Africa subsahariana y el sur de Asia.

El aumento de niños afectados por la pobreza ocurriría principalmente en Europa y Asia Central con un alza de hasta el 44%, según el estudio basado en proyecciones del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional y datos demográficos en un centenar de países. Mientras, en la región de Latinoamérica y el Caribe el incremento se estima en el 22%.

“La pandemia del coronavirus ha desencadenado una crisis socioeconómica sin precedentes que está agotando recursos para familias en todo el mundo”, señaló la directora ejecutiva de Unicef, Henrietta Fore.

Los niños son “muy vulnerables a los períodos de hambre, aunque sean cortos, y a la desnutrición, ya que pueden afectarlos toda su vida”, advierten las entidades.

Según Fore, además, el tamaño de esta crisis amenaza con deshacer años de progreso en la reducción de la pobreza infantil y dejar a las familias con menos recursos en un nivel de privación “no visto en décadas”.

“La magnitud de las dificultades financieras que enfrentan las familias amenaza el progreso logrado durante años para reducir la pobreza infantil”, dijo la directora de Unicef.

Por eso, las dos organizaciones piden a los gobiernos que amplíen la cobertura de seguridad social y alimentación escolar para limitar los efectos de la pandemia. Además, piden políticas que respalden a las familias como acceso universal a una salud de calidad, guarderías o permisos remunerados para el cuidado de los hijos.