Necrológicas
  • María Socorro Díaz Muñoz
  • Marco Antonio Oyarzo Andrade

Libro une la vida diaria en isla Navarino con registros históricos de esa zona

Por La Prensa Austral domingo 23 de octubre del 2016

Compartir esta noticia
Visitas

Samuel García Oteiza es el autor del libro “Isla Navarino: documentos inéditos 1896-1956”. El autor realizó un extenso trabajo investigativo para plasmar hechos y la vida diaria de la zona durante la época señalada. Para ello, eligió cuatro líneas para obtener la información necesaria. La primera proveniente de la Oficina de Tierras de Magallanes; la segunda de notas de prensa publicadas durante la época, en medios escritos como El Magallanes, El Comercio y Chile Austral; la tercera provino de fotografías tomada por Alejandro Lipschütz; y la última, de una recopilación de cartografías que van desde 1905 a 1999.
Según explica García, la primera fuente de información permite observar todo lo que tiene que ver con la tenencia de tierras, de esta forma se puede ver como las personas hacían los trámites con Punta Arenas para conseguir los lotes. Ahí también se revela el tipo de relación que tenía la isla con Ushuaia, además de los conflictos que existían entre los vecinos.
La segunda fuente de información devela hechos de gran importancia, como la inauguración de la cancha de aterrizaje en Yendegaia. De igual manera, hay registro de una fuga de prisioneros provenientes de Ushuaia en el año 1931, que estuvieron tres meses en Yendegaia esperando un barco chileno para que los llevara a Punta Arenas, los prófugos eran presos políticos. También se menciona la llegada de buscadores de oro y las expediciones por encontrar los restos de algunas embarcaciones que naufragaron por la zona.
La tercera y cuarta fuente de información básicamente ayudaron a posicionar los hechos de manera más específica, y sirve para explicar con imágenes algunas rutas y sectores más poblados o solicitados. El libro en total tiene 429 páginas. Fue necesario transcribir 220 documentos, se utilizó 19 cartografías y 14 fotografías.
“A mí siempre me interesa como investigador todo lo que es el desarrollo cultural histórico del sur de Tierra del Fuego. En un viaje cuando fui a Yendegaia, me di cuenta que también tenía que ir a isla Navarino, estuve un año viviendo en el lugar. Ahí me di cuenta que ambos terrenos estaban súper conectados y no se podían entender el uno sin el otro. Descubrí que algunas cosas se sabían bien, pero otras no, encontré y reuní muchos datos, por lo que después de que me retiré de la isla me pregunté ¿Qué hago con toda esta información que tengo? Entonces ahí decidí iniciar este proyecto”, explicó el autor.
Samuel García Oteiza es arquitecto e investigador del Centro de Estudios del Hombre Austral del Instituto de la Patagonia. Actualmente se encuentra cursando un doctorado en Arquitectura en la Universidad Católica de Santiago. Para financiar su investigación, postuló a un Fondart, correspondiente a la convocatoria 2016.