Necrológicas
  • Rosa Elena Sánchez Hernández
  • Marcela Coñocar

Puerto Natales – Punta Arenas, la carrera que dejó huella en el ciclismo

Por La Prensa Austral lunes 24 de agosto del 2020

Compartir esta noticia
Visitas

El ciclismo regional tuvo varias épocas de oro marcadas por grandes pedaleros que lograron cautivar la atención de los aficionados tanto en la pista como en las rutas, con varios de ellos marcando con letras de oro la historia del deporte magallánico.

Uno de ellos fue Antonio Masle quien en 1935 logró ganar la que en ese año fue denominada “La Carrera Gigante” que unió por primera vez a Puerto Natales con Punta Arenas, toda una hazaña para la época considerando las condiciones que tenía la ruta en ese tiempo, con piso de tierra y ripio, como también la calidad precaria de las bicicletas que se disponían para correr.

Es así como en diciembre de 1987, la Asociación de Ciclismo de Magallanes organizó una carrera entre Puerto Natales y Punta Arenas en homenaje al corredor del Sokol que fue el pionero en ganar esta prueba.

Ante la dificultad que presentaba la competencia, no fue tan grande el interés de los ciclistas por participar, destacando sólo la presencia de Samuel Barrientos, Luis Alarcón y Nicolás Corso de Puerto Natales más los puntarenenses Jorge Barrientos (Sokol), Eliseo Mansilla (Chile), Alfredo Lanza (Español), Antonio Bradasic (Sokol) y Sergio Vidal (Español).

DOS ETAPAS

La prueba se disputó en dos etapas, la primera partiendo desde la Plaza de Armas natalina hasta Villa Tehuelche y, luego de una neutralización de dos horas en la misma villa, se largó la segunda entre Villa Tehuelche y la Plaza de Armas de nuestra ciudad.

A las 9 horas del 27 de diciembre de 1987 se dio la largada de la prueba en la capital de Ultima Esperanza, girando una vuelta alrededor de la plaza para luego ir hasta la Costanera natalina para seguir a Villa Tehuelche, primera parada de la prueba.

La primera etapa se la llevó Lanza con un tiempo de 4h.10’11” seguido de Mansilla con el mismo tiempo, mientras que Jorge Barrientos fue tercero con 4h.30’38” y cuarto llegó Bradasic también con 4h.30’38”.

Más atrás terminaron Samuel Barrientos (4h.33’07”), Luis Alarcón (4h.33’07”), Sergio Vidal (4h.34’38”) y Nicolás Corso (4h.36’04”).

DEFINICION

Tras las dos horas de neutralización, los corredores volvieron a la ruta para cumplir la segunda etapa, y donde la nota de “La Prensa Austral” señalaba que “prácticamente desde Cabeza del Mar, Lanza, Mansilla, Jorge Barrientos y Bradasic salieron en demanda de la meta, haciendo un recorrido de casi 50 kilómetros sin arrestos de ‘escapadas’”.

“De este modo pasaron por los sectores de Río Pescado, Cabo Negro, Chabunco, Río Seco, Barranco Amarillo, Tres Puentes, Bahía Catalina hasta enfilar por avenida Bulnes rumbo a la meta ubicada frente al asta monumental de la Plaza de Armas. En el ‘sprint’ final, Lanza aventajó a Eliseo Mansilla, a Barrientos y Bradasic conquistando el título de ganador absoluto de esta agotadora prueba pedalera”.

Lanza se impuso con 3h.10’58” para el segundo tramo con lo que se adjudicó la competencia con un tiempo total de 7h.20’09” para los aproximadamente 250 kilómetros de recorrido. El segundo lugar en la general fue para Eliseo Mansilla con 7h.20’49”, seguido de Jorge Barrientos con 7h.41’25”, Antonio Bradasic con 7h.41’36”, Sergio Vidal con 7h.53’12”, Nicolás Corso con 7h.58’52”, Luis Alarcón con 9h.08’41” y Samuel Barrientos con 9h.08’41”.

Numeroso público se congregó en la plaza para recibir a los competidores, recibiendo Lanza el reconocimiento de los aficionados por su logro deportivo, siendo levantado y paseado en andas.

ALFREDO LANZA

Luego de los festejos y la celebración, el ciclista del Español señalaba que “terminé bastante cansado después que nos jugamos enteros con Eliseo Mansilla. Con él formamos equipo durante toda la carrera”.

“Este triunfo se lo dedico a Puerto Natales, donde nací. Creo que gané porque estaba en buenas condiciones pese a participar en la ‘Doble Piedra Buena’ (que había ganado la semana anterior) que tiene un recorrido de aproximadamente 500 kilómetros”.

“Pensé en principio que esto podría afectarme pero una vez que pasé la primera etapa me di cuenta que estaba en condiciones de luchar por el primer lugar”, señalaba Lanza quien tuvo como premio una bicicleta donada por la familia de Antonio Masle.