Necrológicas
  • María Socorro Díaz Muñoz
  • Marco Antonio Oyarzo Andrade

Un mundo de investigación en el Parque Pingüino Rey

Por La Prensa Austral domingo 1 de abril del 2018

Compartir esta noticia
Visitas

Colonia de aves marinas en Tierra del Fuego

El lugar se encuentra en plena Bahía Inútil, donde se halla una colonia de esta especie que está en constante monitoreo y estudio. Además, se pueden encontrar decenas de aves como el Caiquén, Playero de lomo blanco, Chorlo de doble collar, Chirihue Austral, Traro, Minero Austral, Loica, Golondrina chilena, Chincol, Churrete, entre varias otras

Por Franco Manzo

Fotos César Sandoval L.

El Parque Pingüino Rey, ubicado en el sector de Bahía Inútil, isla de Tierra del Fuego, fue fundado en 2011, y desde ese año hasta el 2015 ha habido un crecimiento exponencial de las especies que se hallan en la bahía. Las entidades que se encuentran en el territorio se dedican principalmente a la preservación del espacio además del estudio en conjunto con numerosos investigadores que vienen de distintas partes del globo.

Esta especie de ave no voladora se identifica con su pico negro con base anaranjada en la mandíbula, garganta y pecho con coloración amarillo-naranjo, su área dorsal con coloración plateada y las patas negras. El promedio de vida del Pingüino Rey, el segundo más grande del mundo en su especie, es de 25 años, mientras que su peso varía entre los 10-12 kilos y su altura en 95 centímetros cuando son adultos. Sus principales depredadores son la foca leopardo la orca, el lobo marino, el visón y el zorro gris, mientras que ellos se alimentan de crustáceos, peces y calamares.

“El parque tiene un programa de investigación, el cual se basa en la idea de saber cómo el pingüino se está adaptando al área y esto abarca distintos temas en los que me encuentro trabajando como lo son la salud, los nichos isotópicos, las causas de muerte, monitoreos, entre otros. En esto se usa mucho la colaboración, y por eso vienen muchos investigadores de todas partes del mundo a realizar sus propuestas en las que nosotros colaboramos, o al revés ellos vienen a colaborar a nuestras propias ideas”, comenta Claudia Godoy, quien es médico veterinario, miembro de la Global Penguin Society y coordinadora de investigación del Parque Pingüino Rey.

Además, Claudia agrega que ellos como investigadores tienen las mismas restricciones que tiene un visitante común, que se rige bajo el reglamento de observación de especies hidrológica. Este permite acercarse a un máximo de 50 metros de distancia de los animales, por lo que necesitan un permiso especial de la Subsecretaría de Pesca para poder internarse en el lugar y hacer sus hallazgos. “Cuando obtenemos el permiso procuramos acercarnos de forma lenta, tratando de perturbar lo menos posible su espacio y así poder sacar las muestras de sangre y/o poner los aparatos que necesitamos en los pingüinos” comenta la investigadora. A esto, agrega que “ellos son animales silvestres y siempre van a querer defenderse, entonces para esto utilizan el pico y sus alas. Es importante hacer una manipulación rápida que al mismo tiempo no le cause daño al animal ni a nosotros”.

Parte de la colonia de Pingüinos Rey en el parque ubicado en bahía Inútil, Tierra del Fuego.

¿Qué aparatos se le colocan a los pingüinos rey?

– Existen dos aparatos GPS que se les están poniendo a algunos ejemplares del Pingüino Rey previamente monitoreados en la bahía Inútil (cerca de 25), ambos con el fin de determinar el comportamiento y área de alimentación del animal en su estado reproductor. El primero es un GPS con batería común que dura aproximadamente 3 a 4 meses, en el cual se determina la profundidad del buceo del pingüino a la hora de obtener su alimento en las aguas del estrecho de Magallanes. El segundo es un sistema de GPS con paneles solares que permiten determinar nada más que la posición del pingüino. A este último se le están realizando constantes mejoramientos al prototipo, con la ayuda del aumento de la superficie de paneles debido a la baja luz que existe en invierno.

Este proyecto llamado “Seguimiento satelital de Pingüinos Rey en bahía Inútil, estrecho de Magallanes, Chile’’, es una iniciativa del investigador Klemens Putz del Antartic Trust Research de Alemania. Además cuenta con la colaboración de los científicos Alejandro Simeone (Universidad Andrés Bello), Pablo García Borboroglu (Global Penguin Society y del Consejo nacional de investigaciones científicas y técnicas, Argentina) y Julieta Pedrana (Consejo nacional de investigación científica y técnica y del Instituto Nacional de Técnica Agropecuaria, Argentina).

Existe además una serie de proyectos internos y colaborativos en el programa de investigación del Parque Pingüino Rey que se están llevando a cabo hoy en día, cuyos resultados aún no ven la luz. Entre estos destacan “Monitoreo ecológico de pingüinos rey”, “Causas de mortalidad de pingüinos rey”, “Nichos isotópicos de pingüinos rey”, proyectos internos en los que participan la médico veterinario Claudia Godoy en compañía de Luis Muñoz, también de la Global Penguin Society.

Entre los proyectos colaborativos también en marcha se encuentra “Evaluación del comportamiento reproductivo del pingüino rey”, “Indicadores de salud en pingüino de Magallanes y pingüino rey” y “Filogeografía, flujogenético y estructura genética de las colonias de pingüino rey”.