Necrológicas
  • Manuel Eduardo Cruz Elizondo
  • Mirta Eliana Alvarado Sotomayor
  • Jorge Jadue Zedan
  • Irma Josefin Calvo Muñoz

“Tomar el criterio de hoy para analizar la historia es un error”

Por La Prensa Austral miércoles 21 de octubre del 2020

Compartir esta noticia
Visitas

Durante dos años, el realizador Sebastián Domínguez Vial visitó España y Portugal para hurgar en los orígenes del navegante portugués que hace exactos 500 años, descubrió para los ojos europeos, el estrecho de Magallanes

Esta noche se estrenará la primera parte del documental sobre el viaje de Hernando de Magallanes, a partir de las 22,15 horas, por ITV Patagonia. La segunda parte se transmitirá mañana, en el mismo horario.

No tendrá el estreno soñado por su autor, Sebastián Domínguez Vial, que esperaba un Teatro Municipal lleno para presentar por primera vez el documental “La gran travesía”, para el que trabajó durante dos años. De todas maneras, la comunidad magallánica podrá verlo, en dos capítulos, que se emitirán hoy y mañana por ITV Patagonia, a partir de las 22,15 horas. Además, se repetirá el sábado y domingo, a las 18 horas.

“Empezamos el 2018 a trabajar en detalle y lo terminamos en enero de este año. Hubo que hacer un plan de filmaciones, de elegir a los historiadores, en España, Portugal y Chile. La idea era contar la historia completa, partiendo en Portugal, donde nació Fernando de Magallanes, que fue el nombre con el que terminó sus días. Estuvimos en Porto, en el valle del Duero, que es de donde es la familia de Magallanes, un pueblo que se llama Sabrosa, Lisboa, y estuvimos en varias ciudades españolas, esencialmente, en Sevilla y en Sanlúcar de Barrameda, parte de Andalucía, que es de donde salían las expediciones. Entonces, fuimos al Real Alcázar, que es donde vivió Magallanes; en Sevilla, y lo seguimos avanzando por el río Guadalquivir, cruzamos el océano Atlántico; filmamos en Río de Janeiro, Río de la Plata, donde pensó que era el estrecho; y después filmamos en dos áreas cercanas a ustedes, San Julián y Puerto Santa Cruz”, recordó Domínguez.

El realizador audiovisual resalta, sobre todo, el material grabado en el mismo estrecho. “Filmamos desde Dungeness hasta la salida, en helicóptero y en drone todo el estrecho. Ellos circularon y en Puerto de las Sardinas, en la bahía Fortescue, que es donde se instaló la cruz y se celebró la primera misa en lo que sería Chile tres siglos después”, indicó.

Además de la travesía en sí, se cuenta la historia de Magallanes desde su niñez y carrera militar, el proyecto más la expedición, su muerte y el retorno con Sebastián Elcano a Sevilla. “Pero después de eso, seguimos viendo qué pasó con esa área que recorrió Magallanes y, por eso, la última parte puede ser de mucho interés, porque se cuenta la historia de la Región de Magallanes, desde la Goleta Ancud hasta nuestros días”.

“Todo tiene que estar en el contexto de lo que se vive”

Sebastián Domínguez también se refirió a las visiones contrapuestas que hay respecto de este hito, en el que, a su juicio, no puede haber dobles lecturas respecto de los pueblos originarios, ya que “Magallanes no tuvo ningún contacto con ellos, fue una persona que descubrió, para los europeos, un área que había sido colonizada por grupos nómades que vinieron desde el norte y que fueron avanzando, como los selk´nam, yámanas, kawésqar y aonikenk, que poblaron la zona 10 mil años antes. Así que no estuvo envuelto en ningún maltrato, no tuvo relación”, enfatizó.

En esa misma línea, Domínguez postula que “hay mucha gente que entiende con los conceptos de hoy, la historia del pasado, que es imposible. Tomar el criterio de hoy para analizar la historia es un error; todo tiene que estar en el contexto de lo que se vive. Era una época en que, incluso, la Iglesia Católica aceptaba el esclavismo; eran otros términos y lo que hay que ver es el progreso humano.

“El tema de los Derechos Humanos se habla desde los últimos 50 años, pero hemos vivido mucho tiempo sin hablar de eso. La gente tiene que ver la historia en su contexto, no en el de hoy, porque, si así fuera, nadie quedaría parado, serían todos criminales según los conceptos de hoy. Es un error tremendo, pero propio de la ignorancia de cierta gente, que no ha estudiado lo suficiente para darse cuenta de que la historia progresa, pero no se le puede pedir a la gente del siglo XVI que tenga los conceptos de hoy”, reflexiona Sebastián Domínguez.