Necrológicas

Obispo Bastres calificó Ley de Aborto como un atentado a la dignidad del ser humano

Por La Prensa Austral lunes 21 de marzo del 2016
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
Visitas

“Iluminado cada uno tiene que votar en conciencia. Pero, nos gustaría que el Senado escuche los argumentos de la Iglesia”, afirmó ayer el obispo de Magallanes, Bernardo Bastres Florence, al concluir la tradicional misa de Domingo de Ramos en el templo Catedral de Punta Arenas, al ser consultado sobre el proyecto de Ley de Aborto que en los próximos días deberán votar los senadores en el Parlamento. La tradicional homilía estuvo marcada por la lectura de la carta de los obispos de Chile, en la que se llama a no referirse como “desechos sobrantes” a los embriones en gestación.
Era lógico pensar que el inicio de la celebración de la Semana Santa sería la oportunidad propicia para que la Iglesia Católica hiciera sentir su posición respecto de la Ley de Aborto, aprobada el jueves bajo tres causales por la Cámara Baja. Aquello se palpó este domingo durante la homilía ofrecida por el obispo Bastres.
“Los obispos creemos que el tema de la vida es fundamental, sobre todo pensándolo en Semana Santa, cuando recordamos que Jesús dio la vida por todos. Entendemos que en esta casa siempre hay un lugar para todos, y ¿cómo hacer que la sociedad, en situaciones de embarazos difíciles, porque sabemos que son situaciones complejas, también puedan valorarlo?, el llamado es al respeto por la vida”, señaló a La Prensa Austral.
A juicio de Bastres, el debate legislativo ha dejado de lado preguntas como cuándo es que se gesta la vida, interrogante que de ser omitida dejaría de lado cualquier cuidado futuro de alguna existencia. “Me gustaría que se levantara el nivel de este diálogo que es tan importante, y eso no sólo lo dice la Iglesia, lo dijo el secretario general de Gobierno (…) hemos echado de menos el aporte que todos los grupos que asistieron a la Cámara tenían por hacer, quienes parecieron haber ido sólo a hacer un saludo a la bandera, pese a que tienen posturas muy interesantes, a favor y en contra”, enfatizó el líder de la iglesia magallánica.
“Espero que el Senado dé el ejemplo, que escuche a las agrupaciones y que sientan que sus argumentos son recogidos, creo que este tema no es menor, y sinceramente creo que atenta contra la dignidad del ser humano”, añadió el obispo.
Llamó a la comunidad cristiana y no cristiana a reflexionar sobre el valor de la vida, e invitó a los parlamentarios a intentar apuntar sus horizontes a salvar la vida de la madre y la del bebé al momento de abordar el trámite legislativo.
Carta de los obispos
de Chile
El siguiente es el mensaje de los obispos de Chile dirigido a los católicos y pueblo, ante la aprobación en primer trámite del proyecto de Ley pro-aborto:
“1. La Cámara de Diputados, con una relativa mayoría de votos, ha dado su aprobación al proyecto de ley presentado por el actual gobierno que preside la Sra. Michelle Bachelet, que despenaliza y permite el aborto en tres casos. Junto a muchos expertos, innumerables organizaciones de la sociedad civil, la Iglesia Católica y otras confesiones cristianas, hemos señalado respetuosa y reiteradamente, que esta decisión constituye una grave ofensa a la dignidad del ser humano y en particular una agresión contra la vida del más inocente de todos los seres: el concebido y no nacido, al que la Constitución Política afirma que la ley protege. Creemos que esta decisión constituye una trágica expresión de la “cultura del descarte”, en que los excluidos son considerados desechos “sobrantes” de la sociedad, como lo llama el papa Francisco.
2. Agradecemos a los diputados que han defendido la vida humana desde su concepción hasta su muerte natural. Su testimonio es una expresión de coherencia que ennoblece el trabajo legislativo.
3. Mientras gobiernos y autoridades, también muchos de los legisladores a favor del aborto, debaten las diversas formas de salvaguardar la “casa común” de la humanidad, recordamos la afirmación del Papa Francisco, que no “es compatible la defensa de la naturaleza con la justificación del aborto. No parece factible un camino educativo para acoger a los seres débiles (…) si no se protege a un embrión humano (…): “Si se pierde la sensibilidad personal y social para acoger una nueva vida, también se marchitan otras formas de acogida provechosas para la vida social” (Laudato Si’, 120).
4. Esperamos que el Senado de la República vuelva a estudiar en profundidad el proyecto de Ley aprobado por la Cámara Baja. Más que abortos, nuestra sociedad, entre otras medidas, necesita la creación de unidades de acompañamiento a las mujeres con embarazos difíciles en todos los centros de salud, de salvar siempre ambas vidas y agilizar los itinerarios de adopción. Como siempre, junto a muchas otras instancias sociales, estamos disponibles para hacer llegar nuestros aportes y contribuir a salvaguardar la vida de nuestros compatriotas más vulnerables, así como acompañar a las madres que tantas veces se sienten presionadas a no tener al hijo que esperan.
5. En la cercanía de Semana Santa, en que celebramos a Jesús, Señor de la vida, los obispos de la Iglesia Católica de Chile invitamos a nuestros hermanos creyentes y no creyentes, a mantener firme la esperanza y a trabajar con más fuerza y decisión para que la vida y la dignidad de cada ser humano sea respetada siempre.
6. Esta es la hora de intensificar la oración por nuestra Patria y sus legisladores y de realizar las acciones legítimas que sean necesarias para asegurar que toda criatura humana tenga la posibilidad de desarrollarse en plenitud y ser feliz.
Que la Virgen del Carmen, madre de Chile, nos acompañe en la misión de hacer de Chile una “casa común”, un espacio donde todos gocemos de un lugar privilegiado y donde la vida sea acogida, acompañada y respetada”.