Necrológicas
  • Edita Muñoz Garrido
  • Carmen de la Maza Vargas
Sólo en 2017 recibió más de 91 mil turistas

Museo Regional de Magallanes: el más visitado de Punta Arenas

Por La Prensa Austral jueves 11 de enero del 2018

Compartir esta noticia
Visitas

El recinto cuenta con una exposición permanente, que es cerca del 50% del museo, además de las exposiciones temporales que se renuevan cada 15 días.

Mario Mercier Vilovic

mmercier@laprensaaustral.cl

Ubicado en pleno centro histórico de Punta Arenas, el Museo Regional de Magallanes es el más visitado en la ciudad. Según la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (Dibam) fueron 91.926 las personas que visitaron el recinto durante 2017. Cifra considerablemente mayor a años anteriores: 49.605 (2014), 54.696 (2015) y 64.976 (2016).

En esa línea, el director subrogante del establecimiento, Dusan Martinovic, conversó con La Prensa Austral, donde realizó un balance del museo en los últimos años.

– ¿A qué se debe el aumento en el número de visitas al Museo?

– “Desde hace varios años que somos el museo más visitado de la Región de Magallanes. Esto se debe a la diversidad que ofrece nuestro establecimiento: dentro del Palacio no solamente está el mobiliario de época, sino que también contamos con un museo de historia (que está atrás) y una galería en el subterráneo, que varía sus exposiciones de fotografía y arte cada 15 días. Pero también nos ayuda estar ubicados en el centro y que la entrada sea liberada”.

– ¿Qué otras cosas distintivas ofrece este museo?

– “Contamos con audioguías, que permiten escuchar, ya sea en inglés o en español, la información histórica dentro del museo; libros impresos, que explican el recorrido del museo, y visitas guiadas, que van dirigidas a delegaciones. Esto último lo buscamos perfeccionar, porque hemos visto que cada vez se necesitan más idiomas”.

– ¿Quiénes son los que más los visitan?

– “Principalmente turistas, nacionales y extranjeros. Pero también recibimos muchos estudiantes, sobre todo de enseñanza preescolar. Antes venían 500 estudiantes al año y ahora estamos cerca de los 6 mil. Eso es bueno porque los niños después traen a otros miembros de sus familias, como son sus papás, hermanos, etcétera”.

– ¿Qué cambios se pueden contemplar en relación a los años anteriores?

– “En 2013 se realizó una gran restauración exterior: se cambió el techo y se mejoraron las paredes y el parque. Lo que quedó pendiente fue restaurar el interior. Eso se va a realizar este 2018. De todos modos, el museo está en constante arreglo: la última remodelación fue en julio pasado, cuando se podaron los árboles del jardín (…) También dejamos de cobrar entrada en 2014”.

– ¿Cuáles son las expectativas que tienen a futuro?

– “Las expectativas siempre son buenas. No obstante, somos conscientes de que el edificio tiene un máximo de visitas que puede soportar. La cantidad de turistas que recibimos al año no puede seguir creciendo como en los últimos años, porque hay que tener en cuenta que el museo es una casa antigua, de más de 100 años, por lo que ahora nuestras expectativas están más enfocadas en mejorar el servicio que en la difusión del establecimiento”.