Necrológicas

“Los magallánicos tendrán conectividad del primer mundo pero el desafío será sacarle partido a esta infraestructura”

Por Juan Tapia domingo 2 de junio del 2019

Compartir esta noticia
Visitas

Las cartas están en la mesa y ahora sólo toca jugar, pero de la mejor manera. Es la premisa que representa la mirada del vicepresidente CTR, Iván Rodríguez, en torno a la próxima entrada en operaciones de la Fibra Optica Austral y la consiguiente entrega de servicios basados en ésta, por parte de las compañías de telefonía a inicios del 2020, desde Puerto Montt al sur.

Al respecto, el ejecutivo de la firma adjudicataria -en alianza con Huawei- del tramo submarino que va desde Puerto Williams hasta Puerto Montt (con escala en Punta Arenas y Tortel), recordó que la infraestructura soporta hasta 16 terabit por segundo (1.024 gigas), equivalente a ocho veces la capacidad de tráfico total de datos existente en el país.

“Es tal la envergadura que podría transportar todo el mercado de internet del país. Y aquí quiero destacar el esfuerzo que está haciendo, por ejemplo, Telefónica, pues está invirtiendo en la instalación de una red de última generación que llega por vía terrestre a cada uno de los hogares. En todo esto, un punto importante a enfatizar es que los magallánicos van a contar con una conectividad del primer mundo -equivalente al de los países escandinavos- pero el desafío será sacarle partido a esta infraestructura. Este proyecto está diseñado para que en los próximos 20 años Magallanes esté a la vanguardia de la capacidad de conectividad a nivel nacional y es requisito esencial para que acá se pueda desarrollar el 5G cuando se libere en Chile”.

El ejecutivo indicó en este sentido que, mientras se espera la entrada en operaciones de la fibra, CTR avanza en gestiones paralelas que buscan generar proyectos de interés para la región. “Estamos trabajando con la Umag, Inach y el hospital regional para ver cómo podemos generar iniciativas de desarrollo científico, así como de telemedicina, algo muy relevante dada la falta de especialistas en esta zona. A propósito de ello, el Hospital Clínico de la Universidad de Chile suscribió una alianza con el Hospital Regional de Magallanes para desarrollar telemedicina y, en un segundo paso, eventualmente incorporar la operación remota con manos robóticas y con el especialista en la capital. Como éste, vienen proyectos de todo tipo, algunos con foco en temas relativos a cambio climático, por lo que el llamado es a que sepamos sacarle real provecho a la fibra óptica austral”, planteó.

Consultado qué se espera del comportamiento de las tarifas de los servicios a los usuarios, indicó que éstas se encuentran definidas por concurso público. “De hecho, son cifras que el mercado conoce y que a nosotros nos permitió tener la oferta más conveniente para adjudicarnos el proyecto Foa. En el fondo, esos valores se traspasan a los operadores y éstos, a su vez, lo hacen con sus clientes, pero no queriendo decir que exista en ello un alza en los planes, sino más beneficios para la comunidad”, apuntó.

Data Center

En cuanto al anunciado proyecto de instalar un Data Center en la región, Iván Rodríguez sostuvo que la primera meta y principal es terminar de la mejor manera posible el proyecto de la fibra. “Todavía faltan algunas cosas y tenemos el 100% de nuestra energía puesta en finalizar esa etapa. Una vez que entre en operaciones, retomaremos la idea del Data Center, para definir en qué momento sería conveniente desarrollarlo y dónde”, expresó junto con detallar que, en un mercado competitivo como el actual, el contar con un centro de este tipo implica inversiones en torno a los US$20 millones y un plazo de ejecución de dos años, debido a los exigentes trabajos que deben efectuarse en materia de Ingeniería de Detalle y Construcción.   

CTR mantiene a la fecha contacto con la red científica Reuna, luego que esta última aceptara la idea de tener presencia en Punta Arenas.