Necrológicas
  • Ana Marisol Oyarzo Paredes
  • Flor Vargas Aguila
  • María Isabel Ihnene
Dos pasajeros resultaron con lesiones menores

Ferry Crux Australis chocó en el paso Kirke cuando viajaba a Puerto Edén

Por La Prensa Austral viernes 13 de abril del 2018

Compartir esta noticia
Visitas

Los usuarios llaman a las autoridades a enfrentar el problema de la angostura ubicada a 50 kilómetros al suroeste de Puerto Natales.

Este jueves el ferry Crux Australis de los registros de Transbordadora Austral Broom (Tabsa) chocó contra la isla Merino en la angostura Kirke a 50 kilómetros aproximadamente al suroeste de Puerto Natales, cuando se dirigía hacia Puerto Edén con 11 tripulantes y 21 pasajeros, resultando dos de ellos con lesiones de carácter leve, según informó la autoridad marítima.

A raíz del impacto el casco de la nave sufrió un abollón de cuatro metros de largo por uno de ancho, con a lo menos tres filtraciones de agua, por lo que obligadamente debió retornar a Puerto Natales, donde recaló sin novedad cerca de las 13 horas.

Desde mayo de 2016 la nave cubre el tramo entre Puerto Natales y Puerto Yungay (Región de Aysén) con escala en las localidades de Puerto Edén y Caleta Tortel, en un viaje de 41 horas.

El ferry, con una capacidad para 142 pasajeros y 24 vehículos, zarpó ayer a las 5 de la mañana. A las 10 horas aproximadamente la Capitanía de Puerto de Puerto Natales era informada que la nave había sufrido un accidente en los momentos que cruzaba la angostura Kirke, al chocar su popa de lado de estribor con la isla Merino.

La autoridad marítima dispuso que la dotación del ferry efectuara una inspección preliminar para determinar daños estructurales en el casco del buque, comprobando que efectivamente había una rotura y que se encontraba ingresando agua a un estanque sellado del buque.

Al no generar el ingreso del agua y al no presentarse ningún problema de seguridad para la navegación, se ordenó su retorno a Puerto Natales. De forma paralela se instruyó a una patrullera de la Armada que se encontraba en las cercanías a que se desplazara al lugar para prestar colaboración al capitán de la nave siniestrada.

El capitán de Puerto de Puerto Natales, capitán de corbeta, Octavio Valenzuela manifestó que “aunque el ferry tuvo una navegación controlada y segura, nosotros nos mantuvimos alerta ante cualquier requerimiento”.

A las 12,55 horas el Crux Australis recaló en el terminal de barcazas de Puerto Natales, donde lo esperaba la autoridad marítima y la ambulancia del Samu del Hospital Augusto Essmann, que trasladó hasta este centro asistencial a la pasajera Clotilde Núñez que resultó con contusiones de carácter leve. El otro pasajero lesionado optó por no concurrir al centro asistencial.

Fuera de servicio

En el lugar se efectuaron las inspecciones iniciales que determinaron daños en una extensión de cuatro metros, por un metro de ancho y casi medio metro de profundidad con a lo menos tres perforaciones en el casco.

Ayer la autoridad marítima realizó las primeras diligencias para determinar las causas y circunstancias del accidente e instaurar una investigación sumaria administrativa, para luego derivar esos antecedentes al fiscal marítimo de Punta Arenas.

Ayer se dirigieron a Puerto Natales los inspectores de la Comisión Local de Inspección de Naves de Punta Arenas con el fin de evaluar los daños.

Por otra parte se solicitó a la empresa Tabsa efectuar la reparación de fortuna (arreglo de emergencia) de la avería para permitir la estabilidad de la nave; evitar el derrame de hidrocarburos al mar y seguir con los procedimientos de la reparación ya definitiva que tiene que ser tentativamente en un astillero.

Con respecto al tiempo que la nave deberá estar fuera de servicio por encontrarse en reparaciones, lo determinará la evaluación y los trabajos que se deberán realizar en un astillero.

De acuerdo a la información preliminar, el capitán de Puerto manifestó que “la nave tiene que subir a astillero para efectuar las reparaciones”.

Ensanchar el Kirke

Este accidente puso nuevamente en el tapete el proyecto de ensanche del paso Kirke, que fue elaborado por el gobierno regional de la anterior administración y que se encuentra en su proceso de evaluación ambiental.

El pasajero, Jorge Gallardo, quien se dirigía a realizar trabajos en Puerto Edén, manifestó que “en el Kirke se forma mucha corriente. Lo ideal sería ver la posibilidad de solucionar ese problema. Ahora no pasó nada. No hubo ninguna desgracia y pudimos regresar a Puerto Natales, pero las autoridades deberían tomar cartas en el asunto, porque este es un tema que se está prolongando demasiado”.

Por su parte, el pasajero Juan Ulloa, quien viajaba a caleta Tortel donde reside,  manifestó sobre el accidente que “sentí un golpe fuerte que me despertó. Vamos a ver ahora si se soluciona el problema hoy o mañana para seguir mi viaje”.

Aunque la empresa ofreció a los pasajeros  alojamiento y comida, Ulloa desistió de lo anterior porque cuenta con familia en la ciudad.

Una situación distinta enfrentaba el estudiante de ingeniería agrícola, Rubén Vargas, quien viajaba rumbo a Osorno, y quien no tiene a nadie en la zona: “Nos dijeron que mientras tanto nos iban a entregar hospedaje, pero realmente no sé nada y quedé aislado en esta zona y no tengo adónde ir”.