Necrológicas
  • María Socorro Díaz Muñoz
  • Marco Antonio Oyarzo Andrade

El Natalino: Trabajadores y operadores locales reclaman que están al arbitrio de los concesionarios del Paine

Por La Prensa Austral miércoles 12 de octubre del 2016

Compartir esta noticia
Visitas

 

Una situación de abuso y desamparo afecta a los trabajadores de montaña de Torres del Paine, como asimismo a los pequeños operadores locales por parte de los concesionarios de refugios y camping que hay al interior del recinto administrado por Conaf, de acuerdo al Comité de Defensa del Parque Nacional Torres del Paine.

Esta agrupación se creó en mayo de este año al ver sus integrantes que la ciudadanía no tenía ninguna participación en la toma de decisiones al interior del parque y que se estaban tomando acciones para terminar de privatizar por completo el recinto, lo cual excluía a los principales actores que estaban en el área de montaña entre ellos los guías de turismo, agrupaciones de porteadores, pequeñas empresa locales y a la gente que trabaja en el área de medio ambientalmente.

El abuso y la actitud arbitraria contra éstos

se vendría presentando desde hace muchos años, sin embargo con las restricciones aplicadas a refugios y camping por el problema de salud pública (casos de gastroenteritis) que se dio a conocer en la última temporada, se han incrementado.

Los integrantes del Comité de Defensa han expresado, desde su creación, el temor que tiene que Conaf avance hacia una privatización de todos los servicios que se entregan al interior de la denominada Octava Maravilla del Mundo.

Medio ambiente como pretexto

El presidente del Comité de Defensa del Parque Nacional Torres del Paine, Juan Oyarzún, manifestó que los problemas de medio ambiente vienen afectando al lugar desde hace muchos años, pero que “explotaron” en la última temporada.

Al respecto dijo que “tomando como bandera de lucha la solución de este problema medio ambiental se han tomado decisiones que no han considerado la posición de las personas que están siendo afectadas directamente como son los trabajadores, sobre todo por el sistema de concesiones que tiene el parque que le da el poder al concesionario de hacer lo que quiera en el área que tiene a su cargo”.

Dijo que una de las obligaciones que debieran tener estas empresas es trabajar en armonía con los operadores locales y quienes se desempeñan en el parque. “Estamos muy preocupados por los trabajadores de Torres del Paine, que son principalmente independientes” acotó.

Por otra parte, dijo que ven una escasa fiscalización por parte de Conaf, y aunque existe un calendario de inspecciones, hay situaciones “ilegítimas” que nadie fiscaliza.

Sobre este punto dijo que “prácticamente nos están pidiendo que hagamos denuncias sobre las cosas que suceden, las que son muy evidentes y que cualquier inspector al llegar a un lugar tendría que notarlo”.

Trabajadores discriminados

La labor que realizan los trabajadores de montaña los obliga a recurrir al uso de refugios y camping concesionados. Allí muchas veces son discriminados, en especial los porteadores (jóvenes que ayudan a los visitantes a llevar sus mochilas y equipos). En el caso de ellos se les obliga a pagar su entrada al parque, su transporte y el camping, no existiendo precios diferenciados que los beneficie, lo que en un momento dado se aplicó.

Se desconoce si dichos beneficios se encuentra en los contratos que Conaf firmó con los concesionarios, porque estos documentos son de carácter privado.

Un tema que le interesa de sobremanera a los trabajadores privados del parque y a los pequeños operadores es que su opinión sea considerada por parte de Conaf, que hasta el momento ha tomado decisiones sin prever sus consecuencias.

Puso como ejemplo de ello la idea expresada por los directivos de la Corporación Nacional Forestal de privatizar los últimos camping públicos ante la contaminación que afecta al recinto.

Agregó que “el pretexto fue que privatizándolos tenían la posibilidad de manejarlos mejor, teniendo claro nosotros que trabajamos en la montaña que los lugares con mayor contaminación son las áreas privadas y no las áreas públicas”.

Por otra parte les llama la atención que las concesiones estén generando mucho ruido con el tema medioambiental. Añadió Oyarzún que “al mismo tiempo presentan como solución al problema que ellos mismos generan, la privatización de los últimos camping libres. Desde nuestra punto de punto no es más que una estrategia comercial”.

La decisión de concesionar los campamentos Torres, el Italiano, Paso y Laguna Azul, se pudo congelar luego de reunirse ellos con el intendente Jorge Flies y los diputados Juan Morano y Gabriel Boric.

Por otra parte, llamaron a Conaf a acercar el Parque Nacional a los vecinos de Puerto Natales para crear un sentido de pertenencia que hoy no existe.