Necrológicas

Científicos regionales celebran creación de nuevo parque marino

Por Cristian Saralegui martes 23 de enero del 2018

Compartir esta noticia
Visitas

Permitirá la conservación del hábitat terrestre y marino del extremo austral de Chile, incluyendo importantes áreas de alimentación, reproducción y migración de mamíferos marinos, y de especies amenazadas o en peligro como albatros y pingüinos.

Con gran beneplácito recibieron en la Universidad de Magallanes, el Instituto de Ecología y Biodiversidad y en la Fundación Omora la noticia de la creación del Parque Marino Diego Ramírez y Paso Drake, en cabo de Hornos, que con un área de 140 mil kilómetros cuadrados resguardará los canales y fiordos del archipiélago Diego Ramírez, así como los montes submarinos del paso Drake. A ello se suma el establecimiento del parque marino de Juan Fernández, con lo que aumentará a un 43% la superficie marina protegida del país.

Este nuevo parque permitirá la conservación del hábitat terrestre y marino del extremo austral de Chile, incluyendo importantes áreas de alimentación, reproducción y migración de mamíferos marinos, y de especies amenazadas o en peligro como albatros y pingüinos. Además, resguardará los montes submarinos de la zona, entre ellos el monte Sars, los cuales poseen una rica fauna bentónica, incluyendo grandes esponjas y corales fósiles.

El investigador del Instituto de Ecología y Biodiversidad y director del Programa de Conservación Biocultural Subantártica, doctor Ricardo Rozzi, manifestó que “es muy significativo que se haya tomado la propuesta de la región para el parque Diego Ramírez, puesto que compatibiliza los criterios de conservación con la necesidad de potenciar un desarrollo económico y social al no afectar la pesca artesanal y potenciar el turismo de intereses especiales y entrar en una nueva era de la pesca industrial con alianzas que son innovadoras. Lo segundo, el modelo nuestro es muy innovador, ha sido destacado y creo que ahí hay una fortaleza en la colaboración de la Umag con una red de centros científicos del país, como la Universidad Católica e internacional la Universidad de North Texas, pero también con el gobierno regional, la municipalidad de Cabo de Hornos, subsecretaría de Pesca, y otras instancias públicas. Nuestro equipo técnico estuvo en todas las instancias en los comités de pesca, del congrio, la merluza, el bacalao de profundidad, también en el de centolla y centollón, se hizo paso a paso el trabajo, pero en conjunto y hoy el intendente Jorge Flies, explicó la propuesta regional, lo que es una gran fortaleza”, valoró Rozzi.

Sobre cómo se compatibilizaron los distintos intereses, tanto de conservación como de explotación de recursos marinos y el turismo de intereses especiales, el académico indicó que la principal dificultad “ha sido comunicacional, en el sentido que la propuesta de la Umag es técnica, que se fue adaptando de acuerdo al trabajo de cada uno de los actores y había algunas propuestas que no atendían a la especificidad de la región y provocaban una polarización entre la economía y la conservación, y en ese sentido, el mayor desafío fue comunicacional, porque creo que tenemos que trabajar en esto y una participación que tiene que ser mucho más intensa, sobre todo que este parque marino propone dos fases. Un parque marino que va de Diego Ramírez al sur y propone como área marino costera protegida de múltiples usos, lo que queda al norte de Diego Ramírez y eso representa un trabajo participativo desde el inicio, se tiene que trabajar con los pescadores, la comunidad local y el municipio desde el día cero; nuestro rol como Universidad de Magallanes y como programa es proveer al Estado y todos los actores, la información y por eso, desde noviembre ha estado en línea, descargable, y creo que no fue tan difícil la dificultad de economía porque lo que requerían era mayormente, clarificar comunicacionalmente algunas confusiones. Una vez que nos sentamos con los empresarios de la Cámara de Turismo, como también con los pescadores, llegamos a comprensiones y esta propuesta recoge esas preocupaciones, dando posibilidades de fondear”, explicó.

En términos prácticos, Rozzi indicó que el trabajo que se desarrollará en este parque marino “diseñamos una forma que son 12 millas desde el faro Gonzalo hacia el norte, el oeste, el sur y hacia el este, como el personal de la Armada, que son controlables. En lo logístico y práctico es con la Armada, la administración y gestión está a cargo de subpesca, que es la entidad del Estado de administrar las especies marinas, pero con el Ministerio de Medio Ambiente, nosotros tenemos un acuerdo con el Ministerio de Bienes Nacionales”. Además, Rozzi agradeció el apoyo “de las embajadas de Gran Bretaña, que dio toda la adquisición de batimetría y datos técnicos y la embajada de EE.UU. que nos ha dado todo el apoyo y la plataforma para continuar en una implementación que fortalece a la Umag como centro de investigación”.

Lugar de
nidificación de albatros

En tanto, el vicerrector de Investigación y Postgrado de la Umag, doctor Andrés Mansilla también valoró esta decisión del Consejo de Ministros que creó este parque, especialmente para Magallanes, porque “es una iniciativa que se gestó desde la región e implica extender la conservación de los océanos en el mar de Drake. Las islas Diego Ramírez son un punto muy importante porque es un lugar de nidificación de albatros pero es el último punto antes de llegar a la Antártica, por lo que muchas especies tienen su último punto de distribución en las islas Diego Ramírez y es una zona de transición muy importante tanto de organismos antárticos como subantárticos”.

Mansilla también destacó el trabajo en conjunto entre los distintos sectores, hasta llegar a un consenso respecto de las acciones que se tomarán en este parque. “Estuvimos trabajando con la Subsecretaría de Pesca, hicimos muchos talleres sectoriales, con la pesca artesanal y los bacaladeros definimos que hay determinadas áreas donde se desarrolla la pesca durante mucho tiempo y por lo tanto esa área va a continuar siendo utilizada para esta actividad. Alrededor del 8% estaría dedicada a la conservación dentro del parque y eso permite tener los lugares de desove y de crecimiento, para un desarrollo sustentable. Por lo tanto se continúa trabajando en las áreas de pesca, en el turismo de intereses especiales, también hubo reuniones con ellos y esto es una gran oportunidad para todos, pero especialmente para que Chile tenga una mayor soberanía de sus océanos en un momento que es clave para entender los efectos de los cambios climáticos. El mundo tiene la mirada en estos lugares y Chile hace un gran trabajo desde la presidenta, con las regiones, para tener un desarrollo sustentable”.