Necrológicas
  • Francisco Orozco López
  • Drago Pesutic Eterovic
  • Raúl Rodas Roca
  • Josefina Alicia Uribe Rodríguez
  • Carolina Higueras Koock

Científicos de buque Geo Explorer completan primeros avances de batimetría en proyecto de fibra óptica

Por Nelson Encina miércoles 4 de abril del 2018

Compartir esta noticia
Visitas

Amediados de octubre del año pasado, una de las mayores expectativas en lo referido a conectividad para el extremo sur de Chile, se anclaba en el desarrollo del proyecto de Fibra Optica Austral, iniciativa de gobierno impulsada a través del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones respaldada por el emblemático Plan Especial de Desarrollo de Zonas Extremas y que con una inversión de US$100 millones buscaba dar el puntapié inicial a la unión de las tres regiones más australes del país.
Así las cosas, en tal escenario es que el Consejo de Desarrollo de las Telecomunicaciones aprobó en dicha oportunidad en Santiago, la adjudicación de las propuestas presentadas por el consorcio establecido por Comunicación y Telefonía Rural (CTR) y Huawei Marine, para el inicio de los estudios del suelo marino -con equipos de batimetría- por donde pasará el cableado que a lo largo de unos 2.829 kilómetros, establecerá un puente digital desde Puerto Montt -pasando por Caleta Tortel y Punta Arenas- hasta Puerto Williams.

Geo Explorer en
Punta Arenas

Con esta tarea, el 26 de febrero pasado un equipo conformado por 8 científicos y 30 tripulantes -entre ellos fiscalizadores de la Subsecretaría de Telecomunicaciones y personal del Shoa-, se reunieron en la Décima Región para abordar el buque científico Geo Explorer, a fin de llevar a cabo durante 4 meses un análisis del suelo marino, finalizando la revisión la primera semana de mayo de este año, para luego evacuar los reportes respectivos a fin de dicho mes. Para ello, el estudio de nombre Survey -a cargo de la empresa Surveyor- contempló un navío pequeño para el análisis de las aguas someras más cercanas a la costa y para las profundas, el denominado Geo Explorer, que ayer tocó puerto puntarenense.

En la oportunidad el capitán de la nave, Renato Abril si bien reparó en la dificultad que revistió el sondaje a esta zona producto del clima adverso, indicó que ya hay avances y una vez que el estudio culmine, se tendrá una idea exacta de las características del suelo, así como por dónde pasará el cable y la manera de instalarlo.

Optimizar la ruta

Al respecto, el gerente de Asuntos Corporativos de Huawei Chile, Marcelo Pino, detalló que la actual y primera etapa de estudio de suelo marino permite en definitiva levantar los datos específicos y necesarios para la construcción de la fibra como de sus sistemas de repetición. “Estamos en el período de optimizar la ruta, viendo si por ejemplo, hay algún barco hundido, un volcán o minas, para emplazarla en los lugares adecuados. Cuando eso esté listo, vendrá un barco distinto con el cable cargado y se instalará a partir del año que viene. De hecho, el objetivo a fines de 2019 es entregar el proyecto a CTR para que empiecen a operar los primeros días de enero de 2020”, dijo.

Fibra y medicina

En el contexto de esta visita, ayer y con la presencia de autoridades regionales, como también de representantes del mundo científico y educativo, se desarrollaron en dependencias del Instituto Antártico Chileno (Inach) una serie de ponencias alusivas a la importancia del proyecto de fibra óptica austral y los alcances de su concreción para los diversos ámbitos del quehacer regional.

Entre ellos, especial énfasis tuvo la mirada hacia el ámbito de la medicina. Para ello, el director del Hospital Clínico de Magallanes, Claudio Barría Peña, se refirió a la iniciativa de conectividad como ‘un nuevo camino para mejorar la calidad de vida de los magallánicos. “Soy radiólogo y estoy convencido que tanto la parte clínica como la informática, deben ir ligados. Es impensable trabajar de otra manera, porque actualmente las atenciones médicas demandan el acompañamiento de muchos exámenes que efectivamente corroboren los diagnósticos. Desde esa perspectiva el mejoramiento de la conectividad con la fibra óptica nos permitirá avanzar en temas como el trabajo más rápido con la red asistencial y la transmisión de Imagenología. Todo esto se debe tener en cuenta, ya que en la actualidad, acceder a una ficha clínica desde el Hospital Clínico es prácticamente inviable, los sistemas colapsarían. De hecho, los centros de atención primaria y los hospitales trabajan de forma independiente, pero con la llegada de la fibra, en el caso de un paciente atendido en Natales, se podría tener acceso a la información que se trabaja en el Hospital Clínico de Punta Arenas, permitiendo tomar mejores decisiones y dar una atención de mejor calidad”, aseguró.

Interoperabilidad
y medicina remota

Por su parte, el director del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, Doctor Steffen Härtel, dio realce a la necesidad de que exista fibra óptica para fortalecer la interoperabilidad y la medicina remota o telemedicina. “Nosotros desde el Centro Nacional en Sistemas de Información en Salud (Cens), estamos abocados a eliminar las brechas en este sentido y buscamos estrechar lazos entre el sector público, privado y el mundo académico. Hasta el momento tenemos ‘islas’ de información a nivel de hospitales y clínicas, donde hay fuentes de datos que no se comunican entre sí. Mientras eso no se revierta, es difícil que un usuario pueda por ejemplo, chequear el precio o calidad de un medicamento y comparar con otros en su celular, como tampoco saber si un producto alternativo tiene la aprobación del Instituto de Salud Pública (ISP). Tanto en esto como en la telemedicina, la fibra será un gran aporte porque quedarán atrás las actuales interrupciones de conectividad. Cualquier falla retrasa la discusión sobre un caso determinado, lo que puede afectar la calidad del diagnóstico y la rapidez de la atención”.

Industria del conocimiento

Según indicó el director de CTR Iván Rodríguez, los alcances potenciales del proyecto serán relevantes en ámbitos como la Salud y Educación, pero en especial el científico. “Magallanes es ideal para que la ciencia se potencie como una nueva industria, dado que presenta un relevante ingreso per cápita por actividades científicas a nivel país. El desafío entonces es multiplicarlo, de manera que la comunidad científica internacional invierta aquí, generando distintos modelos de investigación que son muy interesantes y deben estar acá”.

Alcance en la Antártica

Por su parte, el director del Inach, Marcelo Leppe Cartes, destacó que la fibra óptica es una ventana para otro desafío, cual es dar fuerza a la conectividad en la Antártica. “Su llegada allá sería fundamental, actualmente hay temas como el impacto del cambio climático, respecto de lo cual y para efectuar mediciones necesitamos redes de sensores en tiempo real. Eso requiere contar con centros de Big Data y computadores de alta performance. Y en ello nuestra región puede ser clave para ayudar a entender cómo interaccionan los fenómenos que ocurren por ejemplo en la Antártica, con los que dan en Sudamérica y el mundo”.

Fase siguiente

Como próximo paso, el buque seguirá viaje con destino a Puerto Montt, para finalizar algunos puntos que quedaron pendientes de análisis producto del mal tiempo que enfrentaron durante la expedición referida a este tramo submarino que tendrá una capacidad de 16 terabits.

Cabe recordar que la construcción del cable tendrá lugar en fábricas de Huawei, mientras que será CTR la firma encargada de su instalación o soterramiento.