Necrológicas
  • María Socorro Díaz Muñoz
  • Marco Antonio Oyarzo Andrade

$500 mil por contaminar con petróleo el río Paine deberán pagar dos funcionarios del Hotel Explora

Por La Prensa Austral jueves 8 de marzo del 2018

Compartir esta noticia
Visitas

El dinero lo cancelarán en cinco cuotas en beneficio de la Conaf, administradora del Parque Nacional Torres del Paine.

El pago $500 mil cada uno y fijar domicilio fueron las condiciones que le impuso la Fiscalía de Natales a dos funcionarios del Hotel Explora -ubicado al interior del Parque Nacional Torres del Paine- imputados de contaminar con petróleo  el río Paine.

Ayer se realizó la audiencia donde se llegó a una suspensión condicional del procedimiento contra el jefe de Mantención del Hotel Explora, Carlos Barría, y el funcionario del área de esa misma sección del recinto, Carlos Parraguez, quienes estaban imputados como autores del delito de contaminación al medio ambiente previsto y sancionado en el artículo 136 de la Ley 18. 892, de Pesca y Acuicultura.

El dinero lo pagarán en cinco cuotas en beneficio de la Corporación Nacional Forestal, administradora del Parque Nacional Torres del Paine

En esta causa también estaba imputado el gerente del hotel, Gabriel Zanelli, sobre quien no se perseveró porque al momento de los hechos no se encontraba en el lugar.

De acuerdo a los antecedentes aportados al tribunal, en el mes de octubre del año 2016, el empleado Juan Parraguez concurrió alrededor de las 18 horas a la caldera de la casa de botes del hotel, ubicada en la ribera del lago Paine, y abrió la llave de paso para permitir la bajada por gravedad del petróleo para cargar un estanque ubicado en la parte posterior del taller de  mantenimiento. El imputado se retiro del lugar a realizar otras funciones dejando abierta la llave durante más del tiempo necesario para el llenado, por el cual el estanque se rebalsó vertiendo alrededor de 220 litros de petróleo al lago Paine. Este derrame provocó la contaminación del lago, causando una mancha de petróleo en el agua afectando la flora y fauna en el lugar y provocando deterioro en la calidad del agua. Una vez ocurrido el hecho, el jefe de Mantención, Carlos Barría, en total conocimiento del hecho, no dispuso oportunamente de las  medidas de mitigación necesaria para evitar que la contaminación de las aguas se expandiera, pues habiendo  transcurrido varias semanas del derrame, el 7 de noviembre del 2016, aún no se instalaban las mangas de contención para el petróleo, lo que provocó que el agua contaminada alcanzara una superficie superior a los 300 metros cuadrados del lago Paine, afectando la flora y fauna  del lugar y provocando deterioro en la calidad del agua.